Orand proyecta aumentar en un 60% sus actividades de I+D



En el marco dela promulgación de la nueva  Ley de  I+D que entrará en vigencia el 7 de septiembre del presente año, Mauricio Palma, Gerente General de Orand, se refiere al impacto que generarán sus modificaciones para incentivar la inversión de privados a la realización de investigación y desarrollo:

¿Qué esperan con los nuevos cambios en ley  I+D? ¿Cuánto piensan invertir en I+D?

La nueva ley elimina importantes restricciones de la ley anterior: se amplía a proyectos de I+D internos o realizados con terceros, reconoce los proyectos desde su inicio y no desde la certificación del mismo, incluye otros gastos, como los asociados a propiedad intelectual, y modifica los topes respecto del ingreso anual de la empresa, entre otros cambios.

Estas modificaciones son sustantivas, y creemos que permitirán aplicar la ley de acuerdo a los ritmos que el mercado y los avances, tecnológicos requieren. Particularmente en el sector privado, es de vital importancia que la postulación a los beneficios no signifique retrasos o impactos negativos en el desarrollo de los proyectos, cuestión que en la nueva versión de la ley está mucho mejor cautelada.

Por lo anterior, vemos con mucha satisfacción que la nueva Ley de I+D corrija los defectos de la versión anterior y esperamos que se convierta en un vehículo eficaz para incentivar la investigación aplicada en las industrias chilenas.

– ¿Cómo cambia el panorama con la implementación de la nueva Ley I+D? ¿Cuáles son sus proyecciones y estrategias a desarrollar?

Nosotros observamos una tendencia en la industria chilena a incorporar crecientemente actividades de I+D a su operación. Los incentivos que ofrece la nueva ley están alineados con esta tendencia y esperamos que signifiquen un impulso importante para que la industria invierta en esta área. En Orand tenemos el privilegio de trabajar con instituciones líderes en la industria bancaria, retail y sector público, y esperamos pronto comenzar proyectos en telecomunicaciones, minería y energía.

En resumen, estamos en franco proceso de expansión, lo cual nos alegra porque es un síntoma del avance de nuestro país en el ámbito de I+D. Durante el 2012 más del 60% de las operaciones de Orand corresponderán a este tipo de proyectos.