Orand figura entre las 52 empresas chilenas que serán beneficiadas con la nueva ley I+D



Ayer, en el Centro Cultural del Palacio La Moneda, fue promulgada la nueva ley I+D  que a partir de hoy, viernes 7 de septiembre, pretende lograr que durante los próximos 12 meses las empresas inviertan $ 15 mil millones en proyectos de I+D, cifra que supera el doble de lo certificado desde el 2008,  año en que se promulgó la anterior ley.

 Con la puesta en marcha de la nueva  iniciativa, las empresas podrán aplicar los beneficios tributarios sobre los gastos en Investigación y Desarrollo  que realizan con sus propias capacidades o contratando a terceros, pudiendo llegar a un 48% sobre un tope de crédito tributario de 15.000 UTM anuales por empresa; es decir,  cerca de US$1,2 millones.

Durante el lanzamiento se contó con la  participación de 52 empresas chilenas que  usarán esta herramienta, entre las que figuró  nuestro Centro de Investigación y Transferencia Tecnológica, Orand S.A.

La actividad fue encabezada por el ministro de Economía, Pablo Longueira y el vicepresidente Ejecutivo de Corfo,Hernán Cheyre, quienes destacaron  las ventajas de la nueva ley que comienza a regir a partir de este viernes 7 de septiembre.

El ministro Longueira destacó que la nueva Ley supone un esfuerzo importante del país para acercarse al desarrollo, indicando que uno de los objetivos  principales es aumentar la participación del sector privado en gastos de I+D en el país. “Aun tenemos grandes desafíos que abordar para mejorar nuestra competitividad, y la ley I+D constituye una herramienta concreta que contribuye a avanzar en esta materia. Creemos que con la nueva Ley vamos a marcar un hito entre un antes y después en materia de inversión empresarial en I+D e impulso a la competitividad en Chile”, indicó.

Por su parte, el vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre,  señaló que  la Ley 20.241 fue un buen comienzo, pero que rápidamente le quedó chica al sistema, porque sólo permitía hacer actividades de I+D contratando a terceros. “Este cambio le da más soltura a la ley, porque todo lo que las empresas realicen intramuros, también será considerado como gastos de I+D”.

En representación de las empresas asistentes,  Sebastián Arana, Gerente General de 3M Chile,  destacó la trascendencia de la Ley que les permitirá desarrollar más innovación a compañías similares a la suya. “Lo más importante son los esfuerzos conjuntos  entre  empresas y Estado para hacer de Chile una real plataforma de investigación y desarrollo”, señaló.

Las principales modificaciones

Desde el año 2008 existe La Ley 20.241, que busca mejorar la capacidad competitiva de las empresas chilenas, al establecer un incentivo tributario para la inversión en I+D. Esta ley  permite a las entidades rebajar, a través de impuestos, un 35% de los recursos destinados a este tipo de actividades.

La iniciativa de esta nueva Ley, con las modificaciones surgió desde el Ministerio de Economía y el Ministerio de Hacienda. Corfo será el encargado de los procesos de Certificación y Fiscalización de las actividades de I+D que hagan las empresas.

Ahora pueden hacer uso del 35% de crédito tributario en las inversiones de proyectos de I+D realizados al interior de la compañía , y no es obligatorio el trabajo conjunto con un centro experto acreditado en Corfo.

Otra novedad es el aumento del tope anual al que las empresas accederán como beneficio, pasando de 5.000 UTM a 15.000 UTM. Además, se elimina el requisito de que el crédito tributario no supere el 15% del ingreso bruto anual de las compañías, por lo que las pymes podrán invertir en I+D.